Diario de un adicto al sexo pelicula online gratis

Entonces Pablo, me dijo que como era mi cumpleaños les dijera que me gustaría de regalo así ellos luego lo compraban.

No se de donde saqué fuerzas y me animé a decirles que quería de regalo que me dejaran cumplir mi deseo mas oculto, que me dejaran chuparles la verga hasta sacarles toda la leche.

Los dos somos Ingeniero Civil y también tenemos un estudio juntos.

Esto se está tornando algo pesado y romántico, así que voy a pasar a contarles como fue que nos conocimos y empezó nuestra historia.

Cuando empezamos secundaria nos tocó en la misma clase a mi, Danny (Cutis blanco, ojos marrones, verga 17cm), a Álvaro (Blanco, ojos azules, muy peludo, verga: 18cm, la cabeza fina y se va agrandando hasta la base que tiene un grosor considerable) y a Pablo (blanco, ojos verdes, muy peludo, verga: 25cm y muy gruesa).

Desde el primer día nos caímos bien y nos hicimos muy buenos amigos.

Decidí chuparlas por turnos un rato cada una y después meterme las dos juntas en la boca. En ese tiempo los dos las tenían más chicas, estaban en crecimiento.

Seguí mamando y mamando como un desesperado, miraba hacia arriba y les veía los ojos como perdidos y una sonrisa de oreja a oreja, no paraban de gemir a cual más, hasta que conseguí que los dos vaciaran toda la leche que tenían almacenada en los huevos, en mi boca. Desde ese día me hice adicto a esas dos vergas y a su leche y ellos a mi boca.

Tampoco podía sacar la vista de mis amigos totalmente desnudos, con las vergas morcillotas que tanto morbo me daban.

En clase buscaban cualquier oportunidad para llevarme a algún lugar tranquilo para que les mamara la verga a cada uno y desagotar los huevos.

Pablo era mucho mas calentón que Álvaro y a veces me hacía mamarlo hasta 15 o más veces por día, según como anduviéramos de tiempo.

Estas pajas en grupo se siguieron repitiendo siempre que teníamos oportunidad y conseguíamos nuevas revistas o videos que veíamos juntos.

Después de unas cuantas veces ya estábamos bien organizados, preparábamos todo, bebidas, la película, nos desnudábamos completamente y a pajearnos hasta sacar toda la lechita.

Search for diario de un adicto al sexo pelicula online gratis:

diario de un adicto al sexo pelicula online gratis-19diario de un adicto al sexo pelicula online gratis-4diario de un adicto al sexo pelicula online gratis-34diario de un adicto al sexo pelicula online gratis-61

Como regalo de cumpleaños, les pedí me permitieran chuparles sus pijas, me las empezaron a frotar contra la cara, lamía una y después la otra, no sabía con cual empezar...y a partir de ahí fue todo un festín.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

One thought on “diario de un adicto al sexo pelicula online gratis”

  1. For the majority of people, in fact, life was good - that is why they turned a blind eye to the fact that - for groups which were not accepted by the Nazi state - life was horrific. Anyone who spoke up was killed or put into a concentration camp.